“Criticaen25” es un punto de encuentro para todos los cinefilios, habitantes del séptimo planeta del sistema solar de las artes. Una propuesta amena y divertida a la par que abierta al debate y a la reflexión en la que, tan diariamente como sea posible, se irán comentando películas de todos los tiempos, con independencia de su género o fama. Un lugar en donde relajarse y disfrutar de un rato agradable en buena compañía.

Aprendiendo a Conducir [2014]

 Publicado El: Miércoles, 15-Jul-2015. Nº De Serie: C25/TCM/0000051.
 Vista En: Cines Los Prados (Oviedo), domingo 5 de julio de 2015.
 Título Original: Learning to Drive.
 Directora: Isabel Coixet.
 Guión: Sarah Kernochan, basado en el artículo Learning to Drive, de Katha Pollitt, publicado en 2002 en el periódico The New Yorker. Género: Drama.
 Música: Dhani Harrison y Paul Hicks. Fotografía: Manel Ruiz
 Decorados: Robert Covelman. Vestuario: Minji Kim.
 Productoras: Broad Green Pictures, Lavender Pictures y Core Pictures.
 Presupuesto: [Desconocido].
 País: USA. Año: 2014. Duración: 90 minutos.Color.

Reparto:
Personajes:
Patricia Clarkson
Wendy
Ben Kingsley
Darwan
Grace Gummer
Tasha
Jake Weber
Ted
Sarita Choudhury
Jasleen
Samantha Bee
Debbie
Daniela Lavender
Mata
Matt Salinger
Peter
Avi Nash
Preet
Daniela Lavender
Mata
Gina Jarrin
Paige
Michael Mantell
Padre de Wendy

 (Para ver su ficha completa en IMDb, pinchar aquí)

 Argumento: Wendy es una crítica literaria de Nueva York que es abandonada por su marido tras 21 años casados. Hundida y amargada, decide aprender a conducir para ir a visitar a su hija, que estudia en Vermont. Esto la llevará a conocer a Darwan, que no solo se convierte en su instructor, si no también en un inesperado amigo con el que comienza a recuperar la ilusión de vivir.

 Crítica: La inclasificable Isabel Coixet vuelve a ese universo peculiar que ya ha mostrado en películas como Mi Vida sin Mí [2003] o La Vida Secreta de las Palabras [2005], metiéndose de lleno en el más puro género indie para contar una historia sencilla pero cargada de matices. Una fábula sobre la vida y sus múltiples alegrías y miserias en la que Patricia Clarkson realiza una actuación impecable de principio a fin (su idas y venidas con Ted, un siempre fantástico Jake Webber; Wendy, derrumbándose en varias ocasiones con una fragilidad y una naturalidad encomiables), mejorada gracias al contrapunto que ofrece un Ben Kingsley sobresaliente, capaz de quitarse 40 años de encima solo con un poco de maquillaje y tinte, y cuya química en pantalla es tal que trasciende la propia trama (sus primeras lecciones; su charla por un paseo marítimo). Un guión diseñado a medida de su reparto principal y que, tomando Nueva York como personaje secundario mediante su luminosa y agradable fotografía, se erige en un viaje iniciático destinado a marcar a unos personajes perseguidos por los fantasmas de su pasado (Wendy, queriendo entender el abandono de Ted; Darwan, hablando con unos policías). Rodada sin demasiadas acritudes y con ciertos altibajos en su metraje, Coixet disecciona la naturaleza humana a fuego lento, en que a pesar de lo justito de la duración se permite momentos donde la risa o el conflicto están a flor de piel (la cita de Wendy con Peter, un divertido Matt Salinger; la difícil relación de Darwan con Jasleen). A pesar de que su epílogo despierta sentimientos encontrados por su resolución (en cierto modo coherente y previsible, pero aún así no deseada), Aprendiendo a Conducir es una película pequeña en medios, grande en contenido, diseñada para pasar un buen rato con una historia vista una y mil veces, pero con cuyo transfondo cualquiera se puede identificar. Simpática a más no poder. 

 La Puntilla: Ante los reveses de la vida, nada como un placer sencillo con el que disfrutar. Aunque sea algo tan nimio como aprender a conducir.

 Mi Valoración
 ★★★★★

 Valora la crítica

 Valora la película

No hay comentarios:

Publicar un comentario